13/12/13

♥ Bodas de Oro sorpresa.

Como os comenté en el pasado post, el domingo tuvimos una celebración muy especial. Mis suegros (que fea la palabra) hacían las bodas de oro "50" años madre mia¡¡¡¡, todavía me acuerdo de sus bodas de plata, yo todavía era novia de mi marido.
 
Pues bien, el domingo se juntaron en una misma fiesta ingredientes que me apasionan: sorpresa y familiar.
 
Os contaré un poquito, la fiesta estaba prevista según "los novios" para el día 22 , habían elegido restaurante, misa..... pero lo que no sabían es que nosotros preparábamos la verdadera celebración para el día 8 de diciembre, que es realmente, su aniversario. El motivo por lo que querían celebrar el acontecimiento el día 22 era por esperar a que mi sobrina que está en Irlanda estudiando 4 de ESO viniera de vacaciones de navidad, porque la verdad, sin ella no hubiera sido igual. Lo que no sabían era que se consiguió un permiso especial para que asistiera a la boda.
 
Así que, imaginaros, por un lado realizando un montón de preparativos sin que no se notara nada, por otro lado, ellos planificando un menú que no íbamos a comer, callando que la niña ya estaba en España, tenemos un montón de anécdotas guardadas con mucho cariño. ¡ Cuánto nos hemos reído!
 
Como podéis imaginar, preparé la mesa dulce en el restaurante, ha sido unas semanas de locura, pues también tenía el cumpleaños de Inés y su mesa dulce de Peppa Pig. Pero creerme, que valió la pena tanto trabajo. 
 
Mi cuñada le compró un traje con la excusa que no le había comprado nada por su cumple. Así que el domingo a las nueve de la mañana todos nos escondimos en la capilla, mientras mi cuñada les recogía con la excusa de escuchar misa por ser un día especial.
 
Allí les esperaba esta instantánea :

 
Creo que la idea que tuve fue estupenda por su transfondo. Todas las nietas llevaban un mini ramito de flores, que formarían parte del ramo de novia de mi suegra, es como decirles cuatro corazoncitos que se unen en el ramo de novia que más tarde veréis en las fotos. El florista me lo preparó con mucho detalle para que al unirlos no quedara como desligado. Rosas champán y helecho por un lateral. Además, lleve la misma cinta del ramo para luego unirlos y que no estuvieran sueltos.

Mi sobrino  Jorge, único nieto, llevaba el imperdible de mi suegro para la chaqueta, otra rosita a juego con el ramo.


También compramos unas alianzas nuevas, para que se bendijeran en misa, unas alianzas sencillas, como son ellos pero preciosas.


Mis niñas, que se lo pasaron en grande



Al terminar y como era muy temprano decidimos ir por el puerto de Santa Pola, cerca del restaurante donde íbamos a celebrarlo. Salieron unas fotos divinas, muy naturales y con un fondo estupendo. El fotógrafo dice que tiene más de 700 , je, je...



Los protagonistas de la historia....


Y ahora la mesa dulce y lo que preparé para la fiesta sorpresa

En cada comensal coloqué una galleta con la foto de boda en lámina de azúcar












Y el resto de la fiesta fue genial, pusimos un video con imágenes y música, le regalamos un álbum digitalizado de la historia de toda un vida, bailamos, hicimos la ola,...... emocionante y maravilloso, un 10 como fiesta y resultado , aunque esté mal que yo lo diga.

Espero que os haya gustado, que paseis un feliz fin de semana,

MAR

1 comentario:

  1. Que elegante y que bonito todo. Que celebración más bonita :) Y el detalle de las galletas con la foto de la boda me ha encantado, es un detalle precioso!! Besitos

    ResponderEliminar

Te agradezco que me dejes un comentario, me ayuda a que mi blog crezca poco a poco y tu formes parte de él. Mar